29 junio, 2024

¿UN CIEGO NOS GUIARÁ?

“Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia”. (Marcel Poust)

EL PASO AL FRENTE.

Siempre que mencionamos a una persona que alienta, orienta, escucha y facilita la ejecución de trabajos encaminados a un objetivo, estamos en presencia de un líder; toda vez que gracias a sus habilidades influye en la forma de ser o actuar de las personas, provocando entusiasmo que permitan la consecución de sus objetivos y metas.

Existen tantos tipos de liderazgo como ámbitos en los que participe el ser humano; toda vez que los hay empresariales, familiares, organizativos, deportivos, en fin, la lista es muy larga.

Es tanto el peso de un líder que su sola influencia positiva le brinda a otros elementos para su toma de decisiones; de ahí que genere respeto y dadas sus cualidades, otros le reconozcan una superioridad; de hecho, pasa a ser un modelo para seguir para quienes están bajo su influencia.

En la escuela siempre me enseñaron a que su esencia se basaba en su capacidad de comunicarse con los demás; es decir, no sólo era contar con las expresiones adecuadas, sino que el manejo de sus emociones era básico para dirigir.

En muchas ocasiones trabajamos en equipo y nos percatábamos que cada uno de los participantes asumíamos nuestros roles, aunque en ocasiones era difícil no restarles méritos por sólo tener tareas específicas en vez de asumir la batuta y organizarnos.

El reto de armonizar intereses y encontrar objetivos comunes a veces era sumamente complicado y no siempre se levantaba el vuelo; de hecho, era común que el protagonismo aniquilará la sana convivencia; sin embargo, ante el fracaso era común que todos reculáramos y con humildad aceptáramos las tareas que hicieran lo necesario para alcanzar el resultado deseado.

La participación suficiente de algunos, minaba la voluntad de maximizar los resultados y con ello, lamentablemente se generaba un desequilibrio en el funcionamiento no propio de la superación que como estudiantes deseábamos.

Cuando te toca dirigir a tus compañeros, … ¿realmente ejerces el liderazgo que la situación amerita?

LA MIRA BIEN PUESTA.

Recuerdo una cita de Peter Drucker que señalaba “La mejor manera de predecir el futuro es crearlo” y son pocos los que asumen ese compromiso. De hecho, me sorprende que, si todos tenemos la posibilidad de imaginar el futuro y definir la dirección a seguir, sean tan pocos los que lo hacen; sin duda, su atrevimiento dibuja un escenario que no sólo supone la meta, sino que les permite detallar los pasos a seguir y la capacidad de ejecutarlos.

En ese sentido, siempre he creído que nosotros venimos a crear el futuro; es decir que de nosotros depende elegir los caminos para alcanzar las metas, en el entendido que siempre habrá imponderables y circunstancias que ajenas a nuestra voluntad  alteren nuestros planes, pero siempre tendremos las opciones para ajustar el camino e incluso, cambiar las metas.

Sin duda que el líder es alguien con la convicción de ponerse de pie cada día con un sueño que realizar y producirlo para ser factor de cambio.

Su actitud le da poder y ello lo utiliza en beneficio de todos, activa a otros con su energía y potencializa sus virtudes, tiene planes y tareas; adicionalmente, se responsabiliza de sus acciones y decisiones y convoca a otros a que asuman su parte, con el entusiasmo, la confianza y la motivación de que son parte de un todo llamado equipo.

Un entrenador me comentaba que el verdadero líder es como un minero, capaz de sacar los diamantes por más enterrados que se encuentren … ¿tú tienes la seguridad que lo mejor de ti ha aflorado en tu vida?

¡VOY DERECHO Y NO ME QUITO!

Séneca alguna vez mencionó que “cuando un hombre no sabe hacia dónde navega, ningún viento le es favorable”.

En ese sentido, de todos los momentos que recuerdo de mi vida de trabajo en equipo, no logro encontrar uno en el hayamos encontrado alcanzar el éxito sin una meta clara; no cabe duda de que los esfuerzos serán insuficientes o serán por demás sin un objetivo trazado. Realmente parecería que caminamos en círculos cuando la meta está frente a nosotros.

Es claro que, si nos cuesta trabajo en ocasiones saber lo que queremos, esto es mínimo en comparación con el compromiso de alcanzarlo.

Es lindo escuchar a alguien hablar bien; sin embargo, lo que convence es ver la manera en que éste se esfuerza por lograrlo. La consecuencia y la constancia entre lo que se dice y lo que hace a la larga es el mayor ejemplo de compromiso y convicción.

De hecho, no hay nada que nos motive más que reconocer el esfuerzo de una persona por llegar a donde lo ha planeado y, sin duda alguna, son sus acciones y su empeño las que fascinan a quienes están en su entorno.

La diferencia entre un líder y un lobo estepario y solitario es el poder de vinculación y convencimiento con quienes observan su desarrollo. Lograr que los observadores pasen a compartir su esfuerzo, hace que se cree un equipo.

A veces nadie valora la honestidad en una persona que está a la cabeza y lastimosamente, valoran más una mentira que la verdad; sin embargo, si un líder no habla con la verdad, corre el peligro de ser desconocido y peor aún, ser prescindible del grupo.

Una persona de principios, valores y convicciones no tiene necesidad de mentir; ya que, de hacerlo, su manejo maniqueo de las situaciones puede ponerlo en el camino de un tirano y con ello, manipular las voluntades y destruir en función de sus intereses, olvidando los colectivos.

En un mundo tan complicado es difícil mantenerse en la virtud y si lo vemos en retrospectiva, la idea de nuestros padres fue concebir y formar personas de bien y valores … ¿Para ti ha sido fácil vivir de acuerdo con tu esencia?

999 MANERAS DE HACER QUE FUNCIONE.

Todos sabemos que fallar es de humanos y como consecuencia, el fracaso también. Hay deportistas de éxito que han señalado que todos se acuerdan de su tiro ganador y por ello serán recordados, no por los múltiples tiros errados que hubieran resultado fundamentales.

En fin, la actitud de éxito es parte de cada uno y eso nos permite comunicar a nuestro entorno nuestro mensaje optimista. Si nosotros estamos convencidos de la victoria; sin duda alguna será más fácil que otros compartan nuestra visión. De hecho, hay quien considera que nuestro semblante y expresión tienen más contenido que las palabras que pronunciemos.

La confianza y el carisma permiten ganarse al grupo en que participemos e invertir en nuestra preparación sin duda nos hará mejores más asertivos en nuestra interacción y nos creará una mejor imagen a seguir.

¡Caramba! … con lo hasta aquí escrito parecería que no cualquiera puede ser un líder; sin embargo, bajo ciertas condiciones y circunstancias todos podremos asumir el liderazgo, en el entendido que nuestra actitud y aptitud serán fundamentales para su ejercicio.

En esta situación, pienso en los líderes gubernamentales o empresariales y su gran responsabilidad con el progreso de su gente. Ya hemos visto que quien no piensa en el resto se convierte en un vil manipulador carente de un interés colectivo.

Quien posea el poder de cambiar las cosas para hacerlas favorables a su pueblo es obvio que tiene una gran misión y una visión de equipo; quién no, sin duda alguna los llevará a la destrucción en aras de su gloria individual o de unos cuantos que tengan una vinculación con él.

La maldad los hará invidentes y a su gente la hará invisible ante su razón, dando con ello que podamos aquilatar la frase que titula esta columna: “¡Un ciego nos guía!”.

Esperemos que esto no suceda a nadie y mucho menos, que nosotros seamos parte de ese botín de los tiranos.

“Nadie es perfecto” pero también nadie debiera ejercer la maldad en contra de otros, máxime si tiene responsabilidades frente a ellos.

Hemos hablado tanto del líder que quizás la mayor virtud que pueda tener es la que me ha señalado un amigo: “los líderes solo deben dominar dos operaciones matemáticas: sumar y multiplicar; restar y dividir está lejos de su pensamiento”. En tu caso … ¿CUÁLES OPERACIONES APLICAS EN TU VIDA?

Facebook: @RuizRoblesCP22

Twitter: @22Publica

Linkedin: Correduría Pública 22

Posdata: Agradezco al “Claustrum Doctoralis Universum Vitalis” su consideración.

Importante: Síguenos “EN TUS PROPIAS PALABRAS” todos los miércoles de 16 a 18 horas a través de www.wowmx.tv o www.astl.tv … ¡Te esperamos!