14 junio, 2024

LA NOTICIA QUE ACARICIA

“El ser humano es tan libre que puede escoger su propia esclavitud.” (Malka Valovis)

LA NOTA IMPUESTA.

Siempre han dicho que no hay nada mejor que difundir algo muchas veces en los medios para que quienes están a su alcance, puedan presumir que esto es verdad.

Aunado a ello, si cuentan con evidencia suficiente o cuando menos convincente las personas que se encuentran en su círculo de influencia lo aceptarán de manera sencilla y fácil; ni hablar del caso de que sea un virtuoso quien la exprese.

En cuanto a la gente que acostumbra a razonar todos los datos que se le presentan; concluido su análisis, podrán o no estar de acuerdo y de no haber coincidencia al momento en que expresen su opinión o cuestionen en forma alguna, seguramente serán calificados como disidentes.

En fin, una vez que alguien admite una información, será más fácil incorporarla a su día a día y generar un hábito o una convicción.

De tal manera que cuando nos calificamos como parte “de la cultura del esfuerzo”, damos por hecho que nadie nos ha regalado nada y que todo lo obtenido, generado o logrado ha sido con el sudor de nuestra frente.

Desde luego, habrá quien no se considere dentro de ese grupo y asuma que su progreso atiende al apoyo de terceros o simplemente: “es cosa del destino”. Me gustaría creer que ellos sólo representan una minoría.

Regresando al primer grupo, es importante destacar que resulta admirable su actitud, siempre encaminada a prepararse, a dar lo mejor de sí, a aspirar hasta lograr mejores condiciones y, sobre todo, la convicción y compromiso constante de creer que en ellos radica la posibilidad de alcanzar sus metas.

Si te sientes parte de ellos … ¡Felicidades!

SIMPLEMENTE … ¡PERSONAS!

Una vez que te das cuenta de que eres una persona que lucha por conseguir lo que se propone, resulta lógico pensar … ¿cuáles son las noticias que te animan a seguir?

De las múltiples charlas con amigos que tanto me gustan, resultaría quizás la primera de ellas el saberse con salud y vida para despertarse temprano a trabajar por sus metas; dentro de ellas, integraríamos el bienestar para los miembros de su familia, cuando se tiene la fortuna de contar con ellos.

Es obvio suponer que el camino es más lindo cuando se comparte y que mejor que hacerlo con aquellos a quienes la vida nos premio con un vínculo carnal; desde luego, hay quienes ingresan a ese círculo por méritos propios y así también los consideramos como parte de nuestro núcleo familiar. Saberlos bien es un motivo suficiente para impulsarnos hacia donde nos dirijamos y, si por los azares que nos presenta el destino, ellos coinciden en nuestras metas, seguramente será una alegría adicional.

En dichas charlas, también han surgido otras respuestas, tales como las que consideran su entorno, patria o simplemente, hacerlo por la actitud de ser útil; no obstante, hay una que vale la pena destacar: “saberme con principios y valores y actuar en consecuencia”.

En ese sentido, realmente … ¿qué tanto valoramos esa integridad en nuestro día a día?  

Para muchos que emplean como lema a seguir “el que no tranza no avanza”, sería totalmente innecesario considerarlo siquiera; toda vez, sus hábitos no corresponden a ética alguna.

Alguien también podría señalar que la vida nos muestra la manera en que “las personas son personas” y ante ello, estoy convencido de que a este mundo no venimos a lastimar a nadie ni mucho menos a abusar del resto; en consecuencia, sé que las personas merecemos ser tratadas como tales y que mejor que tratarlos como nos gusta que nos traten.

Si este es el consenso, entonces entenderemos que todos merecemos respeto a nuestras ideas, talentos, acciones y limitaciones; en el entendido que, será bienvenida una mano amiga cuando así lo necesitemos.

Un diálogo que respete nuestra dignidad será la base de una comunidad en armonía … ¿Estás preparado para esa armonía?

ALIMENTANDO EL ALMA.

Todos hablamos de libertad y como tal, sabemos que es la facultad humana de tenemos de decidir nuestras acciones con la consecuencia de asumir nuestras responsabilidades.

Es lindo saberse libres y actuar, entendiendo que siempre habrá reacciones y debemos afrontarlas.

Bien es conocida la expresión de “libertad como pesan tus cadenas”, toda vez que una vez que elegimos el camino, debemos atenernos a todas las circunstancias que ello implica, las hayamos o no considerado.

Es claro que por más buenas intenciones que tengamos para coincidir con los demás, nuestros deseos pueden no ser las pretensiones de otros y ahí podemos toparnos con una realidad que no hemos tomado en cuenta.

Para muestra basta considerar una elección política, en la cual todos partimos de que queremos lo mejor para todos, sabiendo que habrá bandos que tendrán otras formas de concebir el camino para ello.

Si bien no hay fórmulas para el éxito, máxime si éste es para una comunidad, es válido considerar que todos actúan por sus principios y valores comunes y no sólo por sus intereses particulares; por ende, asumamos que, si todos somos ciudadanos interesados por el bien común, la mayoría decidirá el camino que sea mejor para todos. No resulta lógico en este contexto que sólo sean unos cuantos quienes incidan y lo definan; no es válido pretender que una comunidad sea objeto de manipulación o engaño.

En fin, si somos positivos y respetamos quienes somos, hacemos todo por ser dignos de cada uno de nosotros y nuestra comunicación es clara con quien está a nuestro lado. En ese orden de ideas, es seguro que nos dirigiremos a la meta que nos hemos propuesto, de la manera que somos y nos reconocemos.

Aunado a ello, tendremos la habilidad por tomar lo mejor que a cada instante se nos presenta y contaremos con la energía que a cada paso requerimos.

Estamos conscientes de que ningún camino es fácil; sin embargo, son nuestras actitudes y aptitudes las que harán la diferencia. ¿Lo crees así?

LA BRISA QUE ABRAZA.

Aunque quisiéramos, no podemos tener control de todo; es más, a veces no tenemos siquiera la certeza con nosotros.

No podemos estar de acuerdo con todo el mundo, ni mucho menos pretender ser la luz ante la oscuridad que les detectemos o conozcamos, pero lo que si podemos ser … ¡es ser nosotros mismos conforme a nuestras virtudes y defectos y asumir nuestro compromiso con nosotros mismos!

Poner atención al ambiente, observar y escuchar lo que se nos presenta sin duda alguna será nuestra obligación con miras a nuestros objetivos.

Atender y entender nuestro entorno nos llevará a cauces mas ciertos por los cuales cruzar para arribar a lo planeado.

Es válido pensar que todo lo que nos llega es para sumar; no obstante, debemos ser selectivos y quedarnos con lo mejor porque nuestra intención es ser lo mejor para cada uno de nosotros.

Sin duda que el optimismo escapa cuando la realidad nos ofende con su crudeza y no hay expectativas de mejora. En ese escenario, nuestra forma positiva debe continuar hasta lograr iluminar la penumbra que se presente.

No hay lugar para lágrimas de agonía o frustración cuando lo requerido es el sudor que provoca nuestro esfuerzo por trabajar en ser nuestra mejor versión de nosotros.

Ante las ráfagas de aire que nos provocan los huracanes, nuestra templanza y ahínco nos mantendrán de pie, a sabiendas que siempre habrá una brisa que respirar y ésta, seguro nos inspirará a hacer más por nosotros.

Hoy podemos estar expuestos a múltiples factores que nos influyan, pero en nosotros está el ser tan fuerte como lo pensemos, lo deseemos y lo creamos … ¡nuestro momento es hoy!

Por más duros que sean los ventarrones, siempre habrá un soplo místico o mágico que nos aliente para el camino … ¿ESTÁS DE ACUERDO?

Facebook: @RuizRoblesCP22

Twitter: @22Publica

Linkedin: Correduría Pública 22

Posdata: Excelente papel realizaste en la Embajada del Perú en México. ¡Bonito regreso, Julio Reinoso!

Importante: Síguenos “EN TUS PROPIAS PALABRAS” todos los miércoles de 16 a 18 horas a través de www.wowmx.tv o www.astl.tv … ¡Te esperamos!